I LOVE MIX 2018!!! TORRES TORRES Y LA BATALLA DE LOS SEXOS

Este nuevo director y y guionista se lanzó al cine dedicándose al foto still y al diseño de producción y dirección de arte (entre otras: El cielo dividido y Rabioso sol, rabioso cielo, de Hernández; Cuatro Lunas, de Tovar Velarde; A la Mala, de Ibarra; Los días más oscuros de nosotras, de Rondero). Por otro lado, entró a la dirección y al guionismo ganando el Primer Premio Mix con su cortometraje En la luz del sol brillante y posteriormente la producción del Imcine de su corto Vendaval. Entrevista: Arturo Castelán.

AC: ¿Cómo nació tu filme?

JTT: Nadie Sabrá Nunca nació, esencialmente, gracias a mi afición al cine, y, desde luego, a mi gran necesidad de querer expresarme a través de este medio. No quería que resultara sólo en el consabido homenaje cinéfilo, sino que hablara de más cosas, así que busqué integrar otros temas que me interesan, como las diferencias entre el mundo femenino y el masculino. Quería plantear la película en un escenario social situado varias décadas atrás, e indagar en la situación de la mujer de ese entonces, para exponer lo poco que ha cambiado a lo largo de estos años. Y de paso explorar en los mecanismos de asimilación de la ficciones que vemos y escuchamos, y su influencia a la hora que lidiamos con la realidad. Físicamente nació cuando escribí una primera aproximación a la historia, porque creo que ni a guión llegaba, la inscribí a un concurso, y la eligieron como una de las diez mejores para ser trabajada en el taller que comandaba Vicente Leñero. Todavía tuve la oportunidad de que él la leyera, y me aconsejara para desarrollarla y convertirla en una primera versión de guión.



AC: Filmaste en tu propio pueblo. ¿Los elementos biográficos de tu filme, hicieron que la experiencia de filmar te fuera más fácil o difícil? ¿Cómo se comportó la gente (familiares, lugareños, equipo) en la filmación y alrededor de ésta?

JTT: Creo que sobretodo nos facilitó mucho el rodaje, porque tanto mis familiares como los lugareños nos ayudaron mucho. Para ellos era algo novedoso, así que fueron muy entusiastas y solidarios. El entusiasmo fue tal que incluso llegó a desarrollar la parte creativa de quienes fungían como extras o figurantes, pues difundían sus propias interpretaciones de la historia a partir de los diálogos que escuchaban de los personajes. El boca en boca, o chisme, llegaba hasta los miembros del equipo. Recuerdo que un día la diseñadora de vestuario me expuso lo que le había contado un taxista. Su versión no era nada mala, tenía hasta tintes hichcockianos. Desde luego nada tenía que ver con el original.



AC: ¿Por qué crees que la gente teme al hablar del componente gay de este filme? En su exhibición en Guadalajara tuviste espectadores que se sintieron identificados al respecto. ¿Tú crees que esa subtrama deba verse como accesoria a tu filme?

JTT: No creo que teman hablar de ello, más bien considero que la mayoría no se da cuenta. Desde que escribía el guión, un poco esa era la idea; que fuera tan sutil, que sólo los interesados se percataran. Mi asesora de guión (Lucía Carreras) me cuestionaba mucho al respecto, sobre si eso se entendería o no. Al final decidimos que así lo abordaríamos, no por una cuestión de autocensura, sino porque sosteníamos que ese no era el tema principal de la historia. Sobre todo pensábamos que esa subtrama, como tú la llamas, debería permanecer ahí, agazapada, y quién estuviera en la disposición de identificarla y entenderla así lo haría. Cuando en el Festival de Guadalajara la mayoría de los espectadores me hablaba y me preguntaba sobre la situación de la mujer, sobre el cine y la cinefilia, y sólo algunos se me acercaron, muy conmovidos, y me hicieron comentarios favorables sobre este otro aspecto, pude ver que no estábamos tan equivocados.

AC: ¿En qué te identificas con la madre, protagonista de este filme?

JTT: Sobre todo en la permanente condición de esta mujer a sentirse fuera de lugar; a percibirse ajena al sitio dónde nació, y no tanto por el espacio geográfico, sino por la continua agresión, callada o no, que recibe por parte del entorno social. Y desde luego con su pragmatismo. Con ese darse cuenta de que el destino no es algo inamovible, sino que puede modificarse; que ninguna hada madrina va a aparecer y va a transformar todo de repente. Que los cambios y transformaciones sólo llegan como consecuencia del trabajo duro y constante.



AC: En este filme, tu visión sobre el deseo masculino se basa en unas ideas que permiten disfrutarlo sólo a través de la fantasía y como algo que está siempre alerta de materializarse y aterrado de ser visto como algo femenino. Sólo llega a moverse un poco al rodearse de soledad. Los personajes masculinos de tus cortos anteriores actúan también de ese modo…

JTT: No sé si estos personajes, o los de mis cortos anteriores, estén aterrados porque sus deseos, al materializarse, sean vistos como algo femenino. Más bien ésa sería una posible respuesta a una de las tantas preguntas que yo me hago sobre el tema, mismas que intento plantear a través de la historia y los personajes. Trato de exhibir de ellos: su parquedad, su hermetismo, o su temor al contacto físico, mediante acciones concretas. Sobre las razones de estas conductas y temores, es al espectador al que le toca sacar sus conclusiones. Es verdad que son los hombres, sobre todo los de Nadie Sabrá Nunca, los más afectados en este aspecto, pero las mujeres, aunque lo manejan mejor, tampoco se libran de ello.

AC: ¿Cuál es tu siguiente proyecto?

JTT: Como siempre, después de la terminación de una película, máxime si es la primera, lo que priva es la incertidumbre. Sin embargo, tanto mi productor (Ernesto Martínez Arévalo) como yo no queremos “dormirnos en nuestros laureles”, bueno éstos todavía no existen, jeje, y estamos tratando de empujar varias historias a la vez, a ver cuál de ellas termina por imponerse.



Comentarios

Entradas populares de este blog

RESULTADOS- FILMES SELECCIONADOS DE LA CONVOCATORIA 2018 DE MIX MÉXICO

CONVOCATORIA- MIX MÉXICO 2018: XXII FESTIVAL DE CINE DE DIVERSIDAD SEXUAL

I LOVE MIX: ASTRID RONDERO HABLA ACERCA DE "LOS DÍAS MÁS OSCUROS DE NOSOTRAS"